Posts Tagged ‘Ciudad judicial’

h1

Judicial solicita concluir el Ejecutivo…

junio 2, 2011

Piden se concluya Ciudad Judicial

CD. Y REGIÓN • 2 JUNIO 2011 – 5:37AM — ELIZABETH RIVERA AVELAR

La obra va a 90%, pero ya casi no se está laborando en el lugar, dice presidente del STJ.

Guadalajara • .- El presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Celso Rodríguez González hizo un llamado al secretario de Desarrollo Urbano (Sedeur) del gobierno del estado, Sergio Carmona Ruvalcaba, para que a la brevedad se concluya con la obra de construcción de la Ciudad Judicial estatal.

Celso Rodríguez señaló que la obra de la Ciudad Judicial se está “rezagando” frente a otros proyectos de Jalisco y puso como ejemplo que el puente atirantado inició después y ya se concluyó: “Cómo que nos están rebasando todos los temas”. Recordó que la obra para el Poder Judicial data de 2005.

Agregó que en otros estados del país que cuentan con menos recursos y que son de menor importancia económica, política y social, ya cuentan con ciudades judiciales. Aquí hace falta “conciencia y disposición” para concluir el proyecto.

“[Hago] un llamado al secretario de Sedeur para que verdaderamente dé seguimiento y se cumplan con los plazos y los términos y sobre todo con el recursos que se depositan, eficientarlos inmediatamente”.

Rodríguez González aseveró que ha platicado el tema con el gobernador del estado, Emilio González Márquez, quien dice “está muy interesado” en que la obra se termine y quien le aseguró que los trabajos están avanzando; sin embargo, señaló que no ha encontrado la misma disposición del titular de la Sedeur quien, dijo, “no es accesible”.

“El gobernador está muy interesado en que se resuelva, donde yo veo que se ha atorado es en la Secretaría de Desarrollo Urbano, que en su momento no ha hecho la actividad que le corresponde”.

El presidente del Poder Judicial señaló que la obra registra un avance de 90 por ciento en su edificación, pero en estos momentos se está haciendo “muy poco trabajo” en el lugar y hay muy poca gente laborando. Además agregó que “casi casi [sólo] la están cuidando”.

Explicó que las obras de construcción del edificio ya terminaron y sólo falta dividir con tabla roca el espacio de quince de los 33 juzgados que se mudarán al sitio y comprar los muebles.

Refirió que en la última ocasión en que se habló del tema, las autoridades estatales mencionaron que se requieren 150 millones para terminar el proyecto. Añadió que en un principio se mencionó que el dinero ya estaba asignado para este fin, pero al parecer ya no se destinará a la obra.

Por lo tanto, expresó que no se tiene fecha para la inauguración de la Ciudad Judicial (que inicialmente se dijo estaría lista en octubre de 2008) y agregó: “Si se quiere en un mes” se termina.

“Queremos ya tener un lugar especial para impartir justicia, un lugar adecuado donde demos un mejor servicio, una mejor calidad en el servicio y sobre todo donde las personas no tengan que batallar con la falta de transporte, de un espacio para estacionarse”.

Adelantó que buscará al gobernador para revisar el tema de nueva cuenta e insistió en que ha visto mucha disposición en él para acercar recursos al proyecto.

Anuncios
h1

CIUDAD JUDICIAL, NOBLEZA OBLIGA

mayo 13, 2011

POR MAG. CELSO RODRIGUEZ GONZALEZ

Uno de los grandes aciertos de nuestro sistema político es sin duda el habernos constituido como una república,  sustentada en tres poderes a los que se les asignó una función vital a fin de garantizar el equilibrio entre ellos y la subsistencia del Estado.

De la coordinación entre éstos deben nacer los grandes proyectos para el desarrollo de las entidades y a falta de un esfuerzo conciliador inevitablemente prevalecerá la discordia, el estancamiento y el desencanto social.

En Jalisco, una de las obras que marcarán su futuro y traerán enormes beneficios para la ciudadanía, es la Ciudad Judicial, un proyecto que estando a punto de materializarse, constituye un ejemplo palpable de voluntad y coordinación entre poderes.

Quienes nos hemos desempeñado como jueces sabemos que administrar justicia y declarar el derecho se siente, que dentro de esta responsabilidad en ningún momento se pierde el sentido humano, que impartir justicia es una cuestión de conocimiento y experiencia sí, pero invariablemente lo es de sensibilidad social.

La Ciudad Judicial es un claro símbolo de la sensibilidad que el Estado tiene para con sus ciudadanos porque significa el encuentro de voluntades políticas para generar una obra que dignificará las instalaciones físicas de un servicio público importante para la inversión, la productividad y la vida de las personas.

Este anhelo largamente esperado, debió superar una serie de inconvenientes que le pusieron en riesgo desde antes de la aprobación en octubre de 2006 del crédito financiero que daría inicio a los trabajos, y durante su construcción con las crisis económicas que enfrentó el país y la entidad.

El compromiso adquirido por el Poder Judicial para promover arduamente su creación, la confianza del Ejecutivo en  invertirle a la justicia y la voluntad del Legislativo para autorizar su financiamiento, convierten a esta obra en un modelo de lo que se logra con el esfuerzo y la perseverancia cuando se antepone el beneficio de los jaliscienses sobre cualquier otro interés.

Ahora los funcionarios y empleados judiciales contarán con oficinas especialmente diseñadas para impartir justicia en sustitución de las fincas habitacionales que tradicionalmente fueran improvisadas para hacer frente a esa función; los litigantes y usuarios tendrán ahora espacios más adecuados para el desahogo de audiencias, para la presentación de escritos, la utilización de servicios de fotocopiado y de estacionamiento; tendrán también a unos pasos los juzgados federales para consultar, promover o desahogar sus asuntos en materia de amparo.

La Ciudad Judicial ha motivado además un cambio de cultura del servicio de justicia al que se han sumado los servidores públicos judiciales capacitándose y preparándose para ofrecer a los jaliscienses mejores estándares de calidad y atención.

La materialización de la Ciudad Judicial, como producto del Estado en su conjunto, nos compromete a dar nuestro mejor esfuerzo, nos obliga a la superación y el desarrollo de mejores prácticas profesionales en beneficio de los ciudadanos y sus familias.

h1

Asociación de Jueces de Jalisco DESPLEGADO

febrero 25, 2011

Asociación de Jueces del Estado de Jalisco (clic para ampliar texto)

h1

Ciudad Judicial… avatares y arranques

febrero 24, 2011

h1

La Justicia Lujosa

febrero 3, 2011

Opinión Invitada / La justicia lujosa (3 febrero 2011).- Jorge Narro Monroy

La Justicia, dice el Diccionario de la Real Academia Española, es la virtud “que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece”. Hacia el mismo rumbo apunta la definición que ofrece el Diccionario de Derecho de Rafael de Pina Vara, editado por Porrúa: “Disposición de la voluntad del hombre, dirigida al reconocimiento de lo que a cada cual es debido o le corresponde según el criterio inspirador del sistema de normas establecido (…)”.

El lujo, en cambio, es harina de otro costal. Uno, absoluta y esencialmente distinto. Dice el diccionario de la misma Academia que el lujo es: “Demasía en el adorno, en la pompa y en el regalo. Abundancia de cosas no necesarias. Todo aquello que supera los medios normales de alguien para conseguirlo”.

Lo justo es lo que a cada quien le corresponde, lo que a cada quien le pertenece; mientras que lo lujoso es lo innecesario, lo que está de sobra y además es inalcanzable para la mayoría.

Visto lo anterior, ¿en qué estaba pensando Celso Rodríguez González, cabeza del Poder Judicial del Estado de Jalisco, cuando, cuestionado por el elevado costo de la nueva Ciudad Judicial y los acabados de lujo de las oficinas de los Magistrados, dijo: “Son lujosos. La justicia debe ser lujosa. Debe tener recursos y debe ser una de las prioridades del Estado. Porque si nosotros estamos denegando (sic) el dinero, pues va a ser también justicia denegada” (MURAL, 30/01/11).

O sea, entendería uno: “si no tenemos (los Magistrados) oficinas y un edificio lujoso, no administramos bien la justicia”. Es decir: -parafraseando a la Real Academia- “seguramente no aplicaremos las leyes en los juicios y no haremos cumplir las sentencias”.

¿Entiendo bien? ¿Si don Celso no tiene “demasía en el adorno, en la pompa y en el regalo”, cosas innecesarias para todos y además inalcanzables para la mayoría de los jaliscienses, se corre el riesgo de que el Supremo Tribunal de Justicia del Estado no haga su trabajo; ese por el que le pagamos tanto a los señores Magistrados?

Recordemos que el proyecto de construcción de la Ciudad Judicial (situada en el poniente de la urbe, no lejos de la confluencia de Vallarta y Periférico) ha aumentado su costo 121 por ciento, al pasar de 325 millones de pesos en el 2007, a 720 millones de pesos en el 2010. ¡Qué barbaridad!

Y qué barbaridad no sólo la absurda afirmación y el desmesurado costo, sino lo que puede indicar respecto de lo que el Presidente del máximo tribunal del Estado piensa de nosotros, los jaliscienses.

La afirmación es un verdadero contrasentido; pero hacerla, y hacerla como explicación dirigida a los jaliscienses, es un insulto a nuestra inteligencia. ¿De verdad cree don Celso que nos vamos a tragar tamaña barbaridad? (A la que, por cierto, añadió que los acabados de lujo “deben ser muy humanos”).

Entiendo que el licenciado Rodríguez, que gana 152 mil 138 pesos de salario bruto al mes, cuando el mínimo en Guadalajara ronda los mil 743 (uno por ciento de lo que gana el Magistrado), esté acostumbrado a los lujos, pero pensar que los jaliscienses nos vamos a tragar eso de que sin “adorno, pompa y regalo” para los miembros del Tribunal se corre el riesgo de que éste nos niegue la impartición de justicia es insultarnos.

¿No sabrá realmente lo que dice? ¿No sabrá que esa patraña es increíble? ¿O será que le apuesta a que se nos ha agotado la capacidad de sorprendernos frente a las palabras y los actos de la inmensa mayoría de los políticos profesionales?

¿Será que sabe que aquí, en México y en Jalisco, pasa todo y, sin embargo, no pasa nada? Que los ciudadanos -que muy poco tenemos de eso que la filósofa española Adela Cortina llama la “virtud moral de la civilidad”- vivimos de espaldas a lo público, desencantados e impotentes. Y que le hemos dejado eso, lo público, la “polis”, la “civitas”, a los poderosos: los grandes empresarios, los políticos, los delincuentes…

Si es así, ¿a quién culpar?, ¿al poderoso que nos miente, o a nosotros mismos por tolerarlo sistemáticamente?

h1

Ciudad Judicial… ya mero!

enero 27, 2011

El Poder Judicial quiere hacer el traslado hasta que estén listos los 33 juzgados, no sólo 18

Aún incierta la fecha para mudanza a la Ciudad Judicial

La Sedeur dice que la obra está lista, pero el titular del STJ evalúa el avance en 85%. 

  • Enviar Nota Imprimir 2011-01-27•Ciudad y Región
La Ciudad Judicial debió estar lista en septiembre pasado. Los trabajos siguen. Foto: Iván García

Pese a que la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedeur) considera que ya está lista, la fecha para la inauguración y mudanza de los juzgados a la Ciudad Judicial es incierta.

El presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Celso Rodríguez González, informó que se desconoce cuándo concluirán los trabajos.

Informó que la obra registra un avance de 85 por ciento: hasta el momento están listos los espacios para 18 de los 33 juzgados, pero comentó que si no se concluyen todas las salas, no habrá cambio de oficinas.

Por su parte, hace una semana, el secretario de Desarrollo Urbano, Sergio Carmona Ruvalcaba, indicó que la obra ya estaba prácticamente lista. Incluso, en tono de broma, dijo que sólo faltaba “barrer y trapear” para ponerla en servicio.

La Sedeur no ha dado una fecha para el acto de corte de listón, pues estaban sujetos a la agenda del gobernador Emilio González. No obstante, según el reporte del titular del Poder Judicial, aún faltan pendientes por resolver.

Las fechas incumplidas recientes datan de septiembre de 2010, cuando se había anunciado que el traslado de los juzgados a las nuevas oficinas se haría en octubre, según palabras del propio Celso Rodríguez. Luego, el titular de la Sedeur habló de que en diciembre la obra sería puesta en servicio.

Por separado, el magistrado presidente dijo ayer que la “obra negra” de la construcción de los edificios ya se terminó y en estos momentos se trabaja en la división de las oficinas y en la instalación de los acabados, como el de la colocación del piso. Refirió que por el momento ya no se fijarán nuevas fechas de conclusión de los trabajos. “Porque como ya ha habido fechas que se han incumplido por muchas razones, entre ellas el factor económico; vamos a ser precavidos, se sigue trabajando y eso nos tiene de una manera contentos”.

Celso Rodríguez rechazó la posibilidad de la que la obra vaya a quedar inconclusa: “No, por el mucho dinero que se ha invertido, no hay forma [de que quede a medias]. Hay que ser condescendientes con el otro poder. Si no han podido terminar es por falta de presupuesto, hay que aplaudir al Ejecutivo que nos está apoyando”.

A la par, aseguró que la falta de conclusión del proyecto no afecta el trabajo cotidiano del Poder Judicial. “Nosotros seguimos impartiendo justicia en los lugares que lo venimos haciendo; no se coarta, ni se afecta, al contrario, cuando esté la Ciudad Judicial se va a beneficiar”.

El presidente del STJE y del Consejo de la Judicatura dijo que tampoco quieren presionar al gobierno del estado, pues se ha ido trabajando en el proyecto y recalcó que “no están desesperados” por mudarse a las nuevas instalaciones.

La primera etapa de la Ciudad Judicial (18 juzgados) tendrá un costo de 728 millones de pesos e incluye un estacionamiento para 1,126 vehículos.

Para la segunda fase se requieren otros 140 millones de pesos, que aún no se tienen previstos para el gasto 2011.

Guadalajara. Elizabeth Rivera Avelar / Ignacio Pérez Vega

  • Enviar páginaVersión para impresiónDeliciousDiggFacebookGoogleBuzz!TwitterMeneame
h1

Ciudad Judicial mejora admón de Justicia

octubre 26, 2010