h1

Editoriales de Jaime Ramírez Yáñez

abril 20, 2011

No hay enemigos pequeños

Escáner

Jaime Ramírez Yáñez

Sin embargo el móvil de la petición ante el Poder Legislativo era claro. Los consejeros habían fallado en un mero trámite de procedimiento durante una sesión. Así de sencillo. Incluso, entre los corrillos judiciales se llegó a desestimar la solicitud y hasta se decía que les iban a dar para atrás al trámite.

Hay una conseja que sostiene que no hay un enemigo pequeño. En el caso del juicio político interpuesto por un abogado en contra de Consejero de la Judicatura es totalmente aplicable.

Cuando ingresó la solicitud a la oficialía de partes del Congreso local, más de alguno se preguntaba ¿quién pide este trámite? En el oficio aparecía el nombre de un litigante: o Garibay BenitPatiño.

Sobre este litigante poco se sabía, que era originario de Michoacán, que había sido candidato en 2006 a la presidencia municipal tonalteca por el Partido Convergencia, que había ocupado algún puesto jurídico en el ayuntamiento.

Sin embargo el móvil de la petición ante el Poder Legislativo era claro. Los consejeros habían fallado en un mero trámite de procedimiento durante una sesión. Así de sencillo. Incluso, entre los corrillos judiciales se llegó a desestimar la solicitud y hasta se decía que les iban a dar para atrás al trámite.

Uno de los aludidos, Luis Enrique Villanueva, afirmó sin documentos probatorios que Garibay Patiño había promovido el juicio político como un pago de favores hacia el magistrado Celso Rodríguez porque su hijo tenía una plaza en la dependencia. “Es una situación meramente amañada que confunde a la ciudadanía, que no hacen procedimientos limpios y que a fin de cuentas tengo la confianza de que esto no va a proceder”.

Pero sí procedió y el Congreso local tomó la decisión de iniciar el procedimiento en contra de los magistrados.

Los consejeros en uso de su derecho interpusieron una controversia constitucional en contra del Poder Legislativo de Jalisco y de la Comisión de Responsabilidades del mismo.

Este fue desechado de plano por la Suprema Corte de Justicia de la Nación SCJN, al ser considerado notoriamente improcedente.

Sin embargo Miguel Gutiérrez Barba, Luis Enrique Villanueva Gómez y Guadalupe de León Carrillo, volvieron a la carga y promovieron recurso de reclamación en contra del desechamiento dictado por la SCJN.

Para hacerlo, los consejeros aludieron ser los representantes del Poder Judicial del Estado de Jalisco. Cualquier litigante sabe que quien encabeza ese poder es el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, quien a su vez, también preside el Consejo de la Judicatura, de acuerdo con lo que está asentado en los artículos 56 y 64 de la Constitución Política del Estado de Jalisco.

Finalmente el pasado 16 de marzo de 2011, la SCJN llegó a una resolución sobre recurso de recurso de reclamación 7/2011-CA, derivado de la controversia constitucional 5/2011 la cual se transcribe del documento:

  • “En las relatadas condiciones, lo que procede es declarar infundada la presente reclamación y confirmar el acuerdo recurrido, dictado en los autos de la controversia constitucional 5/2011.
  • “Por lo expuesto y fundado, se resuelve:
  • “Primero. Es procedente pero infundado el presente recurso de reclamación.
  • “Segundo. Se confirma el acuerdo de catorce de enero de dos mil once, dictado en la controversia constitucional 5/2011.
  • “Notifíquese; haciéndolo por medio de oficio a las partes y, en su oportunidad, archívese el expediente como asunto concluido.
  • “Así lo resolvió, la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por unanimidad de cinco votos de los ministros Margarita Beatriz Luna Ramos, José Fernando Franco González Salas, Sergio Armando Valls Hernández, Luis María Aguilar Morales y Sergio Salvador Aguirre Anguiano, presidente y ponente de esta segunda sala”. Hasta aquí el documento.

Al final lo firman el ministro presidente y ponente, Sergio Salvador Aguirre Anguiano; con el secretario de acuerdos de la segunda sala, Mario Eduardo Plata Álvarez, que autoriza y da fe.

Entonces, ¿también estos magistrados le deben favores a Celso Rodríguez? El caso es que no hay enemigo pequeño y esta historia seguramente va a seguir.

jramirezy@mexico.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: