h1

Los aspirantes al STJE…. 24 horas antes

diciembre 15, 2010

Quieren la Presidencia


Vania Citlalli de Dios

(14 diciembre 2010).- Uno busca reelegirse y convertirse en el primer magistrado con siete años al frente del cargo; cinco más buscan sucederlo en la silla y dirigir al Supremo Tribunal de Justicia (STJ) durante los siguientes dos años. La decisión será tomada por los 35 magistrados del STJ este miércoles

Pelea la independencia

Las salas regionales unitarias, para descentralizar la impartición de justicia, y recuperar la hacienda judicial para que el Poder Judicial tenga independencia presupuestal son, para Carlos Raúl Acosta Cordero, dos de los principales temas que deben trabajarse.

“El Poder Judicial tenía algo de independencia presupuestal, puesto que obtenía recursos a través de las fianzas, depósitos, consignaciones y derechos en la expedición de copias, y todo eso que generaba al Poder Judicial una cierta holganza para poder administrarse y administrar la justicia de una manera adecuada”, estima.

“Nuestro principal problema consiste, básicamente, en la falta de recursos suficientes”.

Los ingresos de la hacienda judicial los recibe y administra el Ejecutivo desde 1997, cuando se la retiraron al Judicial.

Su propuesta es que el presupuesto por dichos ingresos se reparta de manera proporcional entre el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, los tribunales Electoral y de lo Administrativo, así como el Consejo de la Judicatura, que considera como un órgano hermano.

“Forma parte del Poder Judicial y tenemos que estrechar las relaciones con el Consejo”, señala sobre el conflicto que han tenido en los últimos años.

Acosta Cordero, quien comenzó como notificador, actuario, secretario y juez, y es magistrado desde 1986, considera que también debe trabajarse en dar a conocer lo que es el Poder Judicial, porque aún hay quienes lo confunden con la Policía. “El Poder Judicial ha sido históricamente el patito feo de los tres Poderes del Estado”, estimó.  Es egresado de la UdeG, con diplomados en Derecho Civil y Administración de Justicia; además, es catedrático.

Busca respeto a carrera

Fue el primero en levantar la mano públicamente para anotarse como candidato.
Enlista tres temas prioritarios: respeto a la carrera judicial, mejoras salariales y mayor comunicación con los otros dos Poderes. Egresado de la UdeG, con maestría en Derecho Penal, Civil y Financiero, Antonio Fierros Ramírez, agrega que entre sus propuestas institucionales aún está la búsqueda de un presupuesto constitucional y la creación de infraestructura idónea, con miras a las reformas penales, que prevén los juicios orales, la justicia alternativa y el trabajo en temas como el narcomenudeo.

Antes de ser magistrado, Fierros Ramírez fue auxiliar administrativo, notificador, defensor de oficio, coordinador de la Defensoría de Oficio, secretario de juzgado y juez, por lo que destaca el respeto a la carrera judicial, promoviendo una reforma a la Constitución de Jalisco.

Esto, dijo, tras el reproche de los jueces y trabajadores que no pueden crecer porque ingresan otras personas que no tienen nada qué ver con el Poder Judicial y obtienen el cargo por el pago de cuotas o acuerdos. “No puedes ser juez si vienes de la calle, tendrás que tener cuando menos un mínimo de temporalidad en su actividad al interior del Poder Judicial. ¿Quieres ser magistrado? El requisito indispensable: tienes que ser juez”, añade.

Para reducir la brecha salarial entre los trabajadores, subraya Fierros Ramírez, buscará que el presupuesto del Poder Judicial se distribuya en forma piramidal inversa: con pequeños aumentos a los que ganan más y mayores incrementos para los que menos perciben.

Promete, además, una comunicación abierta y expedita con el Consejo del Poder Judicial.

Llama a la unidad

Para él, es prioridad buscar la unidad de todos los magistrados, para poder trabajar en los conflictos que pueden suscitarse, como la creación de nuevos órganos dentro del Poder Judicial, como serían nuevas salas y juzgados. Gilberto Ernesto Garabito García, egresado de la UdeG, tiene maestría en Derecho Privado y estudia el Doctorado en Derecho por parte de la Universidad Autónoma de Nuevo León. En puerta, dice, tienen el inicio de los trabajos del Instituto de Justicia Alternativa, que disminuirá la carga de trabajo en los juzgados y ayudaría a que se realicen procedimientos más rápidos a través de la mediación.

“Tenemos también la inminente llegada de los juicios orales, en donde también tenemos que ir de la mano con el Congreso y el Ejecutivo del Estado; tenemos que ir los tres Poderes para poder implementar desde la creación de los juzgados, las salas, para que puedan llevarse a cabo las audiencias públicas”, detalla Garabito García.

“Se han venido dando cursos, pero se necesita, además, crear una cultura general entre la sociedad, para que conozcan cuáles son los juicios orales, cómo se manejan, cuáles son los beneficios que se pueden lograr, y tener el apoyo de las universidades para que en los programas de estudio puedan incluirse precisamente las materias necesarias”.

El magistrado, quien fue secretario de acuerdo y juez, destaca la importancia de trabajar en la capacitación del personal que labora en el Poder Judicial y de los abogados litigantes. La relación con el Consejo de la Judicatura que, dice, se ha visto deteriorada en los últimos años, es elemental, al igual que con el Tribunal de lo Administrativo y el Electoral. Ingresó al Poder Judicial en 1979 y es magistrado desde 1989.

Va por segundo intento Con 25 años dentro del Poder Judicial, Javier Humberto Orendáin Camacho buscará, por segunda ocasión ocupar la Presidencia. Su carrera comenzó como juez civil y, después, penal, cuando no existían las computadoras, sino las máquinas de escribir eléctricas, recuerda.

En su propuesta de trabajo, un tríptico que repartió hace dos años, donde se describe como un hombre respetuoso, duro con los deshonestos e intolerante con los mentirosos, el magistrado plantea los temas que permanecen vigentes desde que se incorporó al trabajo del Poder Judicial.

“Cuando yo entré, se hablaba de la creación de la Ciudad Judicial; cuando yo entré, se hablaba del presupuesto constitucional; cuando yo entré, se hablaba del haber de retiro para jueces y magistrados; cuando yo entré, se hablaba de salarios dignos para todo el personal; cuando yo entré, se hablaba de la hacienda judicial; cuando yo entré, también se hablaba de la necesidad de la tecnificación para apoyo de nuestras propias resoluciones”, narra.

“Son temas vigentes que no han sido superados, aunque tenemos ya la construcción de la Ciudad Judicial, pero hace falta la democratización en todos esos sentidos, creo que no es tema exclusivo para el Consejo”. Comenzó como magistrado supernumerario, pero, después de seis años de pleitos legales, obtuvo un Amparo y fue ratificado como inamovible. Entres sus propuestas incluye buscar mayor seguridad y certeza en permanencia, capacitación y desarrollo de los puestos de trabajo.

Su relación con el Consejo de la Judicatura, dijo, es buena. “Somos como una familia. Son los hermanos menores del Poder Judicial, porque les fue encomendada únicamente la administración de los recursos, describe.

Defiende seguridad Desde hace 23 años es magistrado y tiene la experiencia de haber sido presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), por lo que buscará reelegirse para trabajar en la modernización de la estructura financiera del Poder Judicial. Para Guillermo Valdez Angulo, la labor incluye que les devuelvan la hacienda judicial y que se garantice un haber del retiro para los magistrados.

Califica como un problema de orden estructural añejo la falta de recursos y el que no se haya aprobado aún un presupuesto constitucional que les permita tener independencia presupuestal. “(Que) se nos entregue, del presupuesto general de egresos de la entidad, un porcentaje sin necesidad que tengamos que negociarlo con el Ejecutivo y con el Legislativo, eso es significar la verdadera y la auténtica independencia, autonomía, política y financiera”, comenta. Además de recuperar la hacienda judicial, para Valdez Angulo, egresado de la UdeG, con Maestría en Criminología, es una prioridad garantizar el haber del retiro para los magistrados y jueces.

“Los señores jueces y los señores magistrados debemos estar siempre bien pagados y bien remunerados, porque es mucha la responsabilidad; de nosotros depende la libertad de las personas, la seguridad del patrimonio de los ciudadanos y, finalmente, de nosotros depende el equilibrio social de los jaliscienses. Por eso la carrera judicial debe de ser siempre segura y muy bien remunerada”, afirma.

Considera que es importante trabajar en un sistema de desarrollo social para los trabajadores, en donde se incluya su propia guardería, un sistema de apoyo para la educación hasta la preparatoria y un financiamiento para vivienda de los servidores.

Intenta lograr récord Aunque no ha hecho totalmente públicas sus aspiraciones, asegurando que sólo volverá a postularse si sus compañeros así lo deciden, el actual presidente del Poder Judicial en Jalisco, Celso Rodríguez González, es uno de los seis magistrados que buscarán conseguir la mayoría de la votación este miércoles. En el último Informe de Actividades de su periodo, el magistrado resaltó la reingeniería administrativa para redistribuir las cargas de trabajo en la institución y la implementación de la nueva página web, con LA que busca transparentar el trabajo del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE).

Además, destacó la capacitación para que los trabajadores tengan un mejor perfil para la llegada de los juicios orales y obtenido la certificación internacional ISO 9001-2008 para los procedimientos administrativos.

Rodríguez González, quien ha tenido serias diferencias con los integrantes del Consejo de la Judicatura del Estado -órgano auxiliar administrativo del Poder Judicial- ocupa el cargo desde el 2005, por lo que, de ganar las elecciones, se convertiría en el primer magistrado con siete años en dicho cargo. El pleito entre el presidente del STJE y los consejeros ha ido desde el reparto de las comisiones del órgano judicial hasta el respaldo que ha dado Rodríguez González para que éste desaparezca.

Aunque en su reelección el Consejo no tiene voz ni voto, incluso, ni siquiera los invitó a su último Informe, el distanciamiento podría pesar en la votación de algunos magistrados. Rodríguez González, quien cuenta con el apoyo del Ejecutivo, esperaba, antes de dejar el cargo, cortar el listón para inaugurar la primera etapa de la Ciudad Judicial y echar a andar el Instituto de Justicia Alternativa, al que aún no le han asignado un titular.

3 comentarios

  1. Que nadie intervenga en el cambio de estafeta
    El Occidental
    15 de diciembre de 2010

    Cristela Gutiérrez

    Guadalajara, Jalisco.- Los miembros del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco anhelan que el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Celso Rodríguez, no sea reelecto durante el proceso de selección que se realizará este miércoles; aseguran que durante cinco años al frente de esta dependencia ha mostrado poco interés en elevar la calidad de los servicios que se brindan, y muestra de ello es la lentitud con que se imparte justicia.

    Los consejeros coincidieron en que el actual presidente del Supremo Tribunal ha incurrido en irregularidades por la omisión de sus obligaciones. “Él tiene por ley qué hacer una plantación del presupuesto a ejercer por parte de este consejo y nunca lo ha hecho, nunca ha planeado cómo ejercer los recursos de manera que se refuercen todos los juzgados de Jalisco; ¿por qué?, pues porque no le interesa, no obstante que es su obligación por ley, además cuando necesitamos de él para gestionar recursos, actúa en contra.”

    Conscientes de que no tienen voto en la elección, pero sí voz, los consejeros exigen al gobernador Emilio González Márquez se mantenga al margen del proceso. Finalmente, los consejeros dijeron que mantener a un presidente a modo del Gobernador, resta independencia a los poderes y por lo tanto se atenta contra el equilibrio de la justicia en el estado.


  2. Gabriel Ibarra Bourjac

    Algo está pasando al interior del mundo del Poder Judicial de Jalisco, a propósito de que este miércoles 15 de diciembre se hará la elección del nuevo presidente del Supremo Tribunal de Justicia.

    El magistrado Celso Rodríguez González, actual presidente, ha decidido ir por la reelección –es la segunda reelección que busca y de lograr el apoyo de la mayoría serían siete años haberse mantenido al frente del Poder Judicial–.

    El cabildeo en que se ha visto inmerso en las últimas semanas no le asegura al actual presidente permanecer dos años más en el cargo. Hay fuertes resistencias y pretende doblarlas.

    Por lo que comentan en privado los magistrados, las cosas no le son tan favorables esta vez al presidente Celso Rodríguez, ya que el grupo de magistrados que lo ha apoyado en las dos elecciones anteriores, hoy algunos de ellos consideran que es momento de que deje la presidencia y le dé la oportunidad a otro u otros magistrados.

    Hace algunos meses Celso reunió a estos magistrados que le han sido leales para anunciarles que se retiraría de la presidencia el 15 de diciembre del 2011. Les pidió de la misma forma que platicaran entre ellos, que vieran quién podía unificar y lograr una candidatura de unidad.

    Así fue como varios de los magistrados que le dieron el respaldo en las otras elecciones decidieron empezar su labor proselitista. El primero en abrirse y hacer pública su decisión de buscar la presidencia fue el magistrado Antonio Fierros Ramírez, quien incluso elaboró su proyecto de renovación del Poder Judicial, con la convicción de que el futuro de la justicia está en la oralidad, esto es el sistema acusatorio adversarial, ya que el modelo actual está saturado y huele a viejo.

    Otro de los magistrados, que con firmeza apoyaron a Celso Rodríguez, fue Guillermo Valdez Angulo, un ex presidente que identificado con el ex gobernador Guillermo Cosío Vidaurri, grupo del que surgiera precisamente el actual presidente que tiene ánimos reeleccionistas.
    Estos y otros magistrados han expresado su sentir de que en el Poder Judicial debe de haber un cambio y con esa lógica han formado el Movimiento Anti-Reeleccionista al interior del Poder Judicial, algo así como una especie de TOCOCE (Todos Unidos Contra Celso).

    Incluso, el grupo de los ex presidentes se reunirá este lunes y martes para cerrar filas y evitar la reelección de Celso.

    Ha trascendido que este movimiento lo conforman cuando menos 20 Magistrados –sin incluir los cuatro magistrados contendientes de Celso, por la presidencia–, los tres Consejeros de la Judicatura, Miguel Gutiérrez Barba, Luis Enrique Villanueva y Gabriela de León Carrillo, así como el presidente de la Asociación de Jueces del Estado de Jalisco y el Secretario General del Sindicato de Empleados del Poder Judicial.

    El respaldo del gobernador

    Como en la ocasión pasada, el titular del Poder Ejecutivo, Emilio González Márquez, brindó su apoyo firme a Celso Rodríguez, incluso por si había alguna duda de su simpatía total, se presentó a las instalaciones del STJ para pedir el voto a su favor, considerando la importancia estratégica para Jalisco el que Celso siguiera al frente, por el entendimiento que ha prevalecido durante su gobierno y que a la vez lo motiva a apoyar al Poder Judicial con recursos para la construcción de la Ciudad Judicial y la instrumentación de la justicia oral.

    El pasado viernes 3 de diciembre, durante el quinto informe del magistrado presidente Celso Rodríguez, el gobernador González Márquez hizo acto de presencia y a la hora de hacer uso de la palabra destacó la que considera labor significativa de este magistrado que le está cambiando la cara al Poder Judicial de Jalisco con el impulso de la reforma judicial y la construcción de la Ciudad Judicial.

    Más tarde en la comida, el Gobernador también acudió para dar muestras de apoyo al presidente Celso Rodríguez y seguramente en lo corto les pidió a varios magistrados su voto para la reelección del mismo.

    El apoyo abierto y manifiesto del titular del Poder Judicial no ha resultado del agrado de varios magistrados, que ven peligroso este maridaje.

    Sin embargo, la gente cercana al actual presidente considera que cuando menos son 20 los consejeros que le mantienen su apoyo, votos suficientes para lograr la reelección.

    ¿Qué sucederá este miércoles? ¿Tendrán los magistrados la inteligencia y la madurez para sacar un candidato de unidad, sin llevar al Poder Judicial al escándalo público? ¿Logrará Celso la reelección o ante la fuerte oposición que se manifiesta cejará en su intento de implantar una marca del presidente con siete años de haberse mantenido en la presidencia?

    http://www.concienciapublica.com.mx/2010/12/11/opini%C3%B3n/poder-judicial-se-complica-la-reelecci%C3%B3n-de-celso-rodr%C3%ADguez


  3. El titular del Poder Judicial rindió su informe de actividades 2010

    Emilio respalda la reelección de Rodríguez al frente del STJE Brillaron por su ausencia los integrantes del Consejo de la Judicatura

    GEORGINA GARCÍA SOLÍS

    El gobernador Emilio González Márquez le dio el espaldarazo al presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Celso Rodríguez González, quien aspira a la reelección, en su informe de actividades 2010.

    En su intervención, el gobernador aseguró que el “liderazgo” de Rodríguez González mantuvo la “unidad y fortaleza” de esta institución, a pesar del conflicto que enfrenta en el Consejo de la Judicatura que también preside.

    A pocos días de que termine su gestión (15 de diciembre), el magistrado destacó la “responsabilidad”, “transparencia” y “honestidad” del STJE, que se ve reflejada en una reingeniería administrativa, las modificaciones a su sitio de Internet para “acercarlo aún más” al ciudadano y en el “mínimo” porcentaje de las resoluciones emitidas este año por las salas que integran este tribunal, en las que se promovieron juicios de amparo, de los cuales en más del 80 por ciento se confirmó la sentencia.

    En el periodo que se informó, detalló, el STJE fue sujeto de 43 amparos interpuesta por particulares, de los cuales 33 se sobreseyeron y los demás siguen en trámite, por lo que el “Tribunal Federal de Garantías ha dado la razón a este tribunal en el 100 por ciento de los juicios ya resueltos, reconociendo tácitamente, la legalidad en cada uno de sus actos”.

    “Hoy por hoy, las estadísticas nos muestran a un Supremo Tribunal de Justicia organizado, responsable y altamente eficiente, toda vez que aún con el aumento de la carga laboral cumplimos en tiempo y forma, asumiendo a cabalidad el compromiso que implica la impartición de justicia”, resaltó el titular del Poder Judicial, en cuyo informe estuvieron presentes integrantes del Tribunal Electoral local y del Tribunal de lo Administrativo, pero brillaron por su ausencia los miembros del Consejo de la Judicatura.

    Como parte de la reingeniería administrativa, mencionó, el incremento salarial de todas las categorías del tabulador en un 56.43 por ciento, en los últimos cinco años, es decir, un aumento de 11.28 por ciento anual que benefició sobre todo “a quienes tienen un ingreso menor”.

    Por su parte, González Márquez destacó que durante su periodo se impulsó la creación de una estructura de “legalidad”, acorde a las necesidades de la entidad y como ejemplo, mencionó, la construcción de la Ciudad Judicial.

    “Ha consolidado la autonomía del Poder Judicial y con ello la oportunidad de trabajar conjuntamente con los demás poderes estatales”, señaló González Márquez, quien después de este acto viajó a Magdalena para el primer Informe de Gobierno de María de los Dolores Juárez Acevedo, con quien prácticamente repitió su mensaje de un día anterior en el que estuvo con el edil Enrique Alfaro.

    En rueda de prensa, Celso Rodríguez González dijo que los 35 magistrados del STJE tienen la misma posibilidad de asumir la presidencia el 15 de diciembre y “yo no me descarto (para la reelección)”.

    El titular del Poder Judicial también negó que esté detrás del juicio político de cuatro de los cinco consejeros del Consejo de la Judicatura, y que pretenda desaparecer este organismo judicial.

    Estas acusaciones, expuso, son “actitudes de defensa” y que el Congreso del Estado será “el que tenga que resolver esto, no nosotros”.

    “A mí no me interesa desaparecerlo (el Consejo de la Judicatura), me interesa que se norme, que sea gobernable y que sirva a Jalisco”, aseguró.



Responder a Gabriel Ibarra Bourjac Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: